Juventud, Subcultura, Tribus y Medios de Comunicación

Juventud, Subcultura, Tribus  y Medios de Comunicación

Siempre me he dado cuenta, que los medios de comunicación son relevantes al momento de generar opinión en las sociedades y creo que la chilena no es la excepción. Todos los días veo como los periódicos, la televisión y la radio buscan explicar complejos fenómenos desde representaciones y contextos, que no son los más indicados para entenderlos.

La juventud sin duda es un tópico que genera bastante interés tanto para la opinión pública, como para los medios de comunicación. Siempre ha existido una preocupación de comprender la razón por la que los jóvenes tienden a pertenecer e identificarse con cierto grupo, tribu, subcultura o movimiento (entendiendo las diferencias que implica cada concepto), y es en este momento donde los medios de comunicación utilizando sus limitadas herramientas teóricas – conceptuales, generan juicios, los que en la mayoría de los casos están cargados sobre todo de moralidad.

Es importante entender que los medios de comunicación han intentado comprender la juventud hace bastante tiempo. Sin embargo, existen ciertos casos que son más ilustrativos para este comentario; como es el de los punks (categorizados como subcultura desde la teoría moderna) y el de los pokemones (categorizados como tribu urbana desde la teoría post moderna). Es claro que estas dos agrupaciones juveniles son completamente diferentes, pero el trato que han recibido por parte de la prensa por sobre todo, son similares en términos valorativos. De esta forma, los jóvenes que no siguen el patrón regular que nos exige nuestra estructura social, son categorizados como actores desviados, e inmediatamente juzgados como un problema.

Entonces, ¿Por qué hago esta comparación que a muchos les puede parecer odiosa entre punk y pokemón? La respuesta es simple; Son dos grupos juveniles a los que la prensa ha tendido a mirar desde una perspectiva completamente superficial sin enfocarse en ningún momento de las preocupaciones e intereses que representa cada uno. Lo que trae como consecuencia que la información sobre este tipo de colectividades juveniles, estén completamente ligadas a lo que representan en función simbólica y en ningún momento a las ideologías que puedan tener (punks) y a las emociones y sentimientos que puedan trasmitir (pokemones).

Es difícil que los medios de comunicación masivos se desprendan de los análisis descriptivos de los fenómenos sociales, generando investigaciones serias que busquen la objetividad. No obstante, es de gran relevancia que como receptores seamos capaces de filtrar la información que estamos recibiendo y que nuestra opinión no sea en base a lo que ciertos actores que sin estudio alguno del fenómeno, proponen como información cierta.

9 Responses to “Juventud, Subcultura, Tribus y Medios de Comunicación”

  1. matias.morales Says:

    En mi experiencia me ocurre algo parecido, uno siempre ha tendido a desvalorar – como sociólogos – el tratamiento que realizan los medios de comunicación respecto de nuestra realidad chilena. Solo me gustaría agregar un ejemplo muy simple: un periodista X para una protesta hecha por los estudiantes – no me acuerdo cual -, hablaba del problema de si estos “vándalos” y “delincuentes” servían como expresión de nuestra democracia… plop!

    Muchos medios – producto de intereses que hay detrás – “necesitan” de este tipo de evaluaciones… ¿será que el marco neoliberal invita a que los medios de comunicación busquen realizar diagnósticos errados en pro de mayores ganancias?… invito a la discusión.

    Saludos.

  2. Gonzalo Tapia Says:

    Hola,

    En primer lugar, quería felicitar a Jorge por esta excelente iniciativa.
    Veo que el curso quedó en excelentes manos y cabeza.

    A propósito del post, creo que sería interesante hacer un análisis de contenido respecto de los imaginarios que los noticieros construyen sobre las “tribus urbanas”.

    Estoy seguro, que los conceptos flaite y pokemon, son nuevas herramientas de caricaturización y estigmatización de los jóvenes.

    Bueno, espero seguir participando.

    saludos, Gonzalo.

  3. eduardo.lopez Says:

    Probablemente es real que los medios de comunicación de cierta manera generan prejuicios sobre lo que son las tribus urbanas que desarrollas tanto en los punkies como en pokemones, dando características que engloban a todos, tanto positivos como negativos….sin embargo, estos pueden a la vez potenciar sus cualidades, ya que si analizamos las nuevas tendencias urbanas (en comparación con los punks, que nacieron en los 80 y estan cargados de ideologías y temáticas intelectuales), da la impresión que las nuevas tribus urbanas de la postmodernidad “no tienen nada que decir”, no tienen ninguna ideología política, ni una visión de mundo determinada, etc…¡pero que no nos engañen!, los medios de comunicación, la primacía de la imagen, de lo estético es la pauta que marca lo que es este nuevo siglo, resignificando a través de estos aspectos significaciones de las cuales las nuevas tribus urbanas se alimentan de lo que se expone en los medios de comunicación, para señalar através de una tintura de cabello, un par de piercings, etc. lo que les pasa, lo que piensan de la sociedad, su estilo de vida, etc.

  4. admin Says:

    Gracias Gonzalo y bienvenido a este Blog. Lo que a mí me llama mucho la atención de este tema es cómo estas nuevas tribus urbanas hacen un uso intensivo de las tecnologías web, al nivel que algunos copian bailes completos que son colgados en YouTube por otros jóvenes, en otros continentes. Es como una versión moderna de la sincronicidad de las culturas que en algunos casos han levantado construcciones parecidas sin tener ningún contacto físico. Y como dice Eduardo, por el lado de la desideologización de estos grupos, también hay un tema. Quizás eso es lo que se ve por fuera, para eso, habría que investigar.

  5. carolina.casal Says:

    Al igual que tú, creo que los medios han desempeñado un papel muy limitado en lo que respecta a los grupos y subculturas.
    Sin embargo, creo que, ante los medios, es preciso que los individuos sean capaces de filtrar e, incluso, omitir la información que entregan los medios, que catalogan de “delincuentes” a quienes escapan de la media.
    Los medios son manejados por personajes que poseen el capital que los convierte en “dueños de la verdad”, y ahí es donde muchos nos vemos atados de manos ante la impotencia de ver cómo se contamina la mente de los adultos, que ya está bastante contaminada, con apelativos que ofenden a gran parte de nosotros.

  6. catalina.soto Says:

    La mirada “superficial” de los medios de comunicación, tiene que ver con la relevancia que se le otroga a la estetica. Sin embargo creo que que esta temática no es menor para los estudios sociologicos, ya que en el caso de de las tribus urbanas los accesorios y simbolos conforman parte de una estetica de dihos grupos sociales. Es necesario comprender que loos componentes esteticos son relevantes, a la hora de comprender las significaciones realizadas por los sujetos.

  7. pedro.varas Says:

    Comparto la sensación de que los medios de comunicación se han quedado cortos en la tarea por indagar y comunicar la -por así llamarla- “verdadera naturaleza” de las denominadas tribus urbanas.

    El ejemplo que has señalado no deja de ser ilustrativo. La ideología punk es fuertemente contracultural y revolucionaria, sentando sus bases en filosofías profundas (autores como Bakunin o Marx, sólo por nombrar) y no en arrebatos caprichosos de juventudes desorientadas. La “tribu urbana” de los pokemones responde como una caricaturización de las nuevas formas de socialización que aparecen en una cultura marcada por la imagen y el internet. Aunque podríamos seguir marcando las diferencias entre punk’s y pokemones, lo esencial es precisamente lo que has denotado tú: los innumerables reportajes o formas de covertura que han dado los medios de comunicación no ha sido capaz de distinguir una cosa de la otra, ni de señalar la naturaleza de lo uno ni de lo otro… más fácil que eso ha sido el etiquetarlos con perspectivas moralistas, tradicionalistas y por sobre todo ignorantes y generalizadoras.

    Quizá esta distancia entre lo que mapean los medios de comunicación sobre los jóvenes y lo que efectivamente ocurre con ellos es una forma más compleja de la brecha generacional y de un pensar ciego y poco comprensivo, incapaz de dejar el juicio de lado.

  8. Nicolas Videla Says:

    Me parece particularmente interesante la reflexion acerca del caracter de provedores de identidad que poseen los medios de comunicacion. Si observamos la tematica de todos los programas orientados al segmento adolescente o juvenil, podemos percatarnos que se promueve con gran agilidad la delimitacion de ciertos grupos (que algunos denominan tribus), se intenta encasillar a determinados sujetos en determinados grupos y desarrollar una interaccion entre ellos. Parece que se intentara fomentar en los jovenes el sentimiento de pertenencia a determinados grupos, resaltar la diferencia. Esto deberia parecernos demasiado conveniente, claro esta, si se tratara de grupos acreedores de algun tipo de ideal o conviccion sobre la cual articularse como tribu. lamentablemente no se trata de eso, es en este punto donde acude la decepcion al darnos cuenta, que estas tribus no son tales, que solo son un monton de adolescentes anciosos por pertenecer a algun grupo, da lo mismo a cual, da lo mismo el ideal en que se funde, lo que importa es pertenecer, lo que importa es diferenciarce. ¿No sera esto un combate inocente contra un mundo que cada vez mas, tiende a la individualizacion, al termino de las utopias, y a la abolicion final de creencia en grandes credos?. Estos niños no quieren perderce esa epoca utopica llena de identidad que vivieron sus padres, quieren jugar a pertenecer a algo, quieren jugae a creer en algo, aunque no sepan en que, solo les interesa pertenecer. Ese es el problema que logro identificar en los medios, la falta de contenido, al ofrecer tematicas orientadas hacia y para estos grupos, incluso fomentando su existencia, solo estan entregando “vacio”, es un gran circulo vicioso alimentado por la inevitable sensacion de individualidad que conlleva el vivir en estos tiempos.

  9. Pablo Molina Says:

    Encuentro muy atinados los comentarios que han expuesto en esta discusión. Considero que Nicolás expone una idea muy cercana a la que tengo yo de este fenómeno. En este sentido es bueno recordar lo que plantea Maffesoli respecto a la conformación y funcionalidad de las tribus en términos “post modernos”. El autor plantea que la razón para que existan colectividades juveniles, que no estén dirigidas principalmente a terceros (por medio de ideologías y críticas al sistema por ejemplo), puede ser explicada por esta nueva necesidad que tienen los actores de volver a lo colectivo, de dejar esta excesiva individualidad que nos entrega la modernidad, volver a las tribus a refugiarse de la rígida estructura presente en nuestra sociedad.
    Es por lo anterior que veo completamente necesario, que no solo los medios de comunicación le den una óptica más seria a este fenómeno, sino también los investigadores sociales, me parece increíble que aún hayan estudiantes que mantengan la visión entregada por los medios, que juzguen estas nuevas agrupaciones como vacías y sin sentido, sin preocuparse de investigarlas un poco más internamente.

Leave a Reply



Video & Audio Comments are proudly powered by Riffly