Wikihouse, en busqueda de la democratización arquitectónica

(cc) Alexa Aguilera

(cc) Alexa Aguilera

La arquitectura es una de las profesiones más respetadas y populares de la historia, sin embargo las posibilidades que tiene una persona de ingresos medio-bajo de contratar a uno de estos especialistas  son muy bajas. La nueva generación de arquitectos tienen claro este supuesto y por lo mismo su desafío radica en poder diseñar para la población y no para los grupos empresariales.

No es noticia que la arquitectura sea una de las carreras mejor remuneradas y valoradas en el mercado profesional,  según cifras del departamento laboral de Estados Unidos,  los recién egresados obtienen en promedio un sueldo de $72.550 USD  anuales; situación que preocupa Alastair Parvin, un joven arquitecto inglés que tiene una visión con respecto a  hacer una arquitectura accesible para el cien por ciento del la población, donde los mismos ciudadanos sean capaces de construir sus propias ciudades 2.0.

Como una solución, Parvin junto a un equipo profesional ideó el proyecto  Wikihouse; un set de construcción que está disponible en la web con una licencia de creative commons, donde arquitectos aportan a esta matriz de datos con planos de casas, siendo así una biblioteca de diseños estructurales; los que pueden ser descargadas desde cualquier ordenador. La innovación que tiene esta iniciativa es que se pueden “imprimir” las partes de una casa a través de una maquina CNC, la cual corta las partes de la madera contrachapada de manera precisa para que el ensamblado pueda ser ejecutado por cualquier persona con habilidades mínimas en construcción.

Tres de los pilares fundamentales que tiene este proyecto están relacionados con proveer un diseño adaptable sustentable, ecofriendly y por sobre todo que le entrega a la gente la posibilidad de construir en comunidad, los cuales no necesariamente tienen que tener experiencia en el manejo de herramientas.

DIY versión home

La tendencia del DIY (do it yourself) esta apoderándose de la web 2.0, la que día tras día acumula tutoriales o instrucciones de “hágalo usted mismo” desde el área culinaria y ahora, hasta el área inmobiliaria a través de Wikihouse; la gran diferencia y punto a favor de esta iniciativa es que tiene como fin entregarle cierto poder y libertad de creación a los ciudadanos, donde ellos mismos tienen la facultad de modificar los planos de la biblioteca de datos a través del programa de diseño en 3D Sketch up, el cual es también gratis.

Otro aspecto interesante a cerca de esta infraestructura es que se necesita un equipo de seis a nueve personas para poder levantar la construcción y se debe considerar un tiempo de 1 día por estructura. Parvin destaca que este proceso es muy entretenido y dinámico porque las personas conviven y se concentran en un objetivo en común.

Compromiso social y reconocimiento mundial

El modelo de Wikihouse lo han probado distintas personas alrededor del mundo y actualmente existen equipos oficiales en Nueva Zelanda y Brasil, donde específicamente en la ciudad de Rio, se está impulsando una iniciativa de construir wikihouses en las favelas. Anderson Franca, activista de la zona, destaca que si se construyeran estas infraestructuras en tierras cariocas, esto le otorgaría más fuerza a la juventud ya que tendrían espacios dignos para estudiar, recrearse y sobretodo vivir.

El nuevo paradigma arquitectónico paulatinamente está adquiriendo reconocimiento a nivel mundial, ya que si bien la plataforma Wikihouse en la web 2.0 fue lanzada en el 2011, solo bastó con un año de exposición para que su principal fundador Alastair Parvin fuese invitado como expositor de TED, donde posteriormente la idea fue ganadora del premio TED Cities2.0 2012.

Para mayor comprensión acerca del proceso de construcción de una wikihouse visite este video

Fuentes utilizadas: Charla de TED de Alastair Parvin y entrada de Blog de TED por Helen Walters

One Response to Wikihouse, en busqueda de la democratización arquitectónica

  1. Nada más que decir que Wikihouse es un gran aporte a la comunidad. Buen artículo. Además la modalidad del ”hágalo usted mismo” se apoderó de la web y es un herramienta tan útil, que hoy muchas dueñas de hogar prefieren ver una receta culinaria en YouTube antes que en un libro.

Deja un comentario